APM Terminals advierte sobre proceso de arbitraje internacional contra Guatemala

La filial de la española del Grupo Maersk comunicó la intención de empezar un caso de arbitraje internacional contra el Estado de Guatemala por el caso APM Terminals -terminal especializada en el manejo de contenedores- que opera en el Pacífico.

1/1

La filial de la española del Grupo Maersk informó este lunes la intención de empezar un caso de arbitraje internacional contra el Estado de Guatemala por el caso APM Terminals. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

La intención fue confirmada por el abogado de APM Terminals en Guatemala, Juan Pablo Carrasco, quien expuso que el caso aún está pendiente de resolverse en la Corte Suprema de Justicia.

“Es una primera instancia y lo que procede es un plazo de 90 días en el cual podría llegar a un acuerdo.  De no llegarse a un acuerdo aquí lo que procede es un arbitraje, porque hay una expropiación”, afirmó.

Lea también: Invierten Q12.5 millones en centro de añejamiento de ron

Por su parte, Mogen Larsen, director del Portafolio de APM Terminals en Latinoamérica, dijo: “La compañía ha dedicado bastante tiempo y esfuerzos en tratar de resolver una situación que se originó con anterioridad a nuestra adquisición de la terminal de Puerto Quetzal, pero después de casi dos años y medio la situación sigue sin resolverse, por lo tanto, nos vemos obligados a proteger la inversión sustancial que hemos realizado y los compromisos que hemos demostrado con Guatemala”, indicó por medio de un comunicado de prensa.

Investigación

Carrasco recordó que el Ministerio Público y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) ya investigaron este caso, que involucró a exfuncionarios del Partido Patriota.

Explicó que se levantó la intervención y APM Terminals fue un tercero que no tuvo “nada que ver” con el proceso de usufructo, pero está pendiente de que se resuelva la nulidad que se decretó.

“La Cicig levantó la intervención porque APM Terminals era un tercero que de buena fe no tuvo nada que ver. La nulidad no tiene nada que ver con la corrupción”, subrayó.

Le puede interesar: Contrabando de agroquímicos genera pérdidas por US$56 millones en el país

El abogado dijo que el alegato sería la expropiación porque al declarar la nulidad y el tribunal no declara la restitución, se vuelve una expropiación y un trato “injusto al inversionista”.

“Lo más perjudicial es que Guatemala perdería un puerto que está operando eficientemente y que maneja más del 70% de la carga contenedorizada en el Pacífico”, afirmó.

Larsen señaló que “la nulidad del contrato de usufructo y el consiguiente cierre de la terminal no solo tendría un impacto en el Grupo Maersk, sino que también tendría un impacto negativo severo en la conectividad del comercio exterior de Guatemala, su infraestructura portuaria y el empleo local”.

Reclamo millonario

Según Carrasco, aunque no se puede cuantificar aún el monto del reclamo, el mínimo sería de US$200 millones, que fue la cantidad de inversión, más los daños y perjuicios que no se pueden calcular todavía.

“En la notificación de inversión del arbitraje se reserva el derecho de cuantificarlo”, aseveró Carrasco.

Explicó que se estaría invocando los acuerdos de inversión de los tratados internacionales y bilaterales, establecidos en el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea y España.

Contenido relacionado

Renuncian presidente y gerente de Empresa Portuaria Quetzal 

Exceso de carga atasca terminal APM Quetzal

TCQ entra a operar  a marchas forzadas

Archivado en:

Comentar/Ver Comentarios

  Continúa Leyendo




Powered by